“Lo que se dice, se escribe y se calla en el trabajo” – Conferencia en Perú

¿Cómo medir lo que los trabajadores no dicen?

En el marco de su visita al Perú, el pasado 15 de julio Manuel Tessi, autor de la Metodología Comunicación 1A y fundador de la Consultora de Comunicación Interna Integrada SIC1A presentó la conferencia “Lo que se dice, se escribe y se calla en el trabajo” a propósito del lanzamiento de su nuevo libro “Comunicación Interna Integrada”, en el Auditorio de la Universidad de Piura, sede Lima.

Alrededor de 70 profesionales de comunicación y recursos humanos de prestigiosas empresas privadas y del sector público del Perú se dieron cita para escuchar al expositor referirse a los desafíos actuales de la gestión de la comunicación interna. El autor se mostró convencido que la comunicación interna debe estar en el podio de la gestión estratégica de todas las organizaciones.

Lo que propone La comunicación interna integrada es escuchar “todos” los mensajes que se generan en la organización; por ende, no solo debe medir aquello que los integrantes dicen sino también lo que no dicen.
En la palabra escrita hay cosas que NO se van a decir, en la palabra oral se dicen más cosas pero en la palabra pensada hay cosas que los trabajadores callan. Debemos escuchar con los ojos; lo que callan puede verse en los comportamientos.”

De acuerdo al autor, todos los integrantes de la organización son “emisores” y no solo “receptores” de mensajes. Cada integrante tiene su propia voz y una manera particular de ver las cosas, a las cuales les otorga un significado que se traduce en un comportamiento. “De lo que se trata no es que todos piensen igual, sino que todos hablen de lo mismo. Lo que la empresa debe hacer es instalar el tema y generar la discusión.” De esta manera, se toman en cuenta las opiniones de los integrantes y sienten una mayor disposición para alinearse con los objetivos de la organización.

Tessi sostiene que en la gestión de comunicación interna hay ROI. No solo cuando la empresa gana dinero sino cuando deja de perder. “Está demostrado que existe una pérdida de productividad en la organización por causa del “rumor”. Es decir, cuando hay incertidumbre sobre algún tema y no se abren canales de escucha a los trabajadores se instala el rumor o radio pasillo que es destructivo para toda organización. Por ello, la primera premisa que propone la Metodología 1A es Escuchar primero. “Escuchar es medir. Cuando no se escucha bien a los trabajadores, no se escuchan las quejas.”

Tessi sostiene que las quejas siempre van a existir. Lo que debe hacer la empresa es capitalizar las quejas, segunda premisa de la comunicación interna; tomarlas como insumo para mejorar o solucionar aquellos aspectos que están a su alcance y que de otra manera no hubieran podido ser atendidos.  Aún si no se llegan a resolver, el sólo hecho de escuchar las quejas tiene un impacto positivo en el trabajador, quien le atribuye un significado: “a la organización yo le importo.”  Esta apreciación ayuda al trabajador a construir el sentido de su trabajo, lo que se traduce en un comportamiento de mayor compromiso y productividad.

A partir de la escucha al trabajador y de la decisión de la empresa de mejorar los aspectos valorados por sus integrantes se narran historias valientes, con significado (story telling) que fortalecen el sentido de pertenencia.

 Tessi postula además los 7 silencios de la comunicación interna, algunos de los cuales están presentes en un diagnóstico de comunicación interna. “Un verdadero diagnóstico de comunicación interna debe contemplar los silencios. Es decir, no solo lo que el trabajador quiere y dice (QYD), sino lo que quiere y no dice (QND) y lo que quiere y no sabe (QNS).”

De esta manera, los profesionales peruanos se llevaron un gran desafío para gestionar de manera integrada y con argumentos sólidos la comunicación interna en sus organizaciones.

Esta entrada fue publicada en Pendientes_Nuevos. Guarda el enlace permanente.