Saber de qué hablan

Despierta cierta curiosidad ver estas imágenes en las ligas internacionales de fútbol. Cada vez son más las veces que vemos deportistas hablando entre ellos como muestra la foto.¿Qué dicen? ¿De qué hablan? ¿Qué es lo que no quieren que se sepa públicamente?

Una curiosidad similar parece haber llegado también al ámbito del trabajo. A juzgar por las numerosas notas e investigaciones periodísticas publicadas en los últimos años, muchas organizaciones están interesadas en saber de qué hablan sus empleados cuando no hablan oficialmente. Esto es, cuando no se expresan a través de encuestas, grupos focales o entrevistas. ¿Qué rumorean en los pasillos? ¿De quiénes hablan mientras almuerzan? ¿Cuánto chismean en el happy hour? ¿Qué callan cuando suben al elevador?

Seguramente en nuestras empresas no veremos empleados hablando con la mano en la boca, pero no ignoramos que en su comunicación informal hay algo similar a lo que hacen los jugadores de fútbol que están en la foto. Para profundizar en este interrogante, RedINSIDE realizó una investigación recopilando estudios y artículos de distintos medios de América y Europa que hacen referencia a lo que los trabajadores no dicen de manera formal en su lugar de trabajo y que solo expresan en la intimidad del rumor… o guardan en el más profundo de los silencios

En Ciudad de México , el medio periodístico CNNExpansión tomó la encuesta realizada por la consultora Randstad con sede en Amsterdan, que arrojó la siguiente conclusión: “tres de cada cinco empleados mencionan al chisme como uno de los aspectos más molestos del lugar de trabajo, pero sólo un 8% se queja -en forma abierta- sobre esta conducta”.

cnn-expansionEl rumor ya no es solo un tema que interesa a especialistas de comunicación interna, sino que escala por la pirámide organizacional hasta llegar a la alta gerencia. ¿Por qué? Varios estudios demuestran que la comunicación interna informal puede afectar a la eficiencia, a la productividad y a los resultados. Siguiendo con los artículos publicados recientemente, también en México, el medio Segundoasegundo.com menciona que  “La mitad de las empresas mexicanas son afectadas por chismes o rumores entre sus empleados.” saberdequehablan3Por su parte en Argentina, el medio Apertura hace referencia a una encuesta realizada a 2.000 directivos de Recursos Humanos cuyo objetivo fue identificar cuáles son los factores que mas dañan la productividad en el trabajo. De la encuesta se desprende que la principal amenaza a la productividad de los trabajadores es el teléfono celular y el tercer lugar lo ocupan el “radio pasillo” y los rumores en la oficina con un 37 por ciento.

apertura-ri15-2Asimismo, el diario La Nación de Argentina publicó que “si hay una usina con vida propia en una compañía es el llamado radio pasillo”. Tan enorme es su capacidad que no hay empresa -sea corporación, pyme o un simple comercio- que no sea capaz de generarla y alimentarla sin ningún tipo de esfuerzo”. La nota agrega que los remedios que intentan los comunicadores internos son variados “desde un mayor uso de la Intranet hasta diarios internos. También intentan con sistemas de preguntas online a los ejecutivos o blogs de los número uno que contesten inquietudes de cualquier curioso”.

saberdequehablan5Por su parte Globo Force  de Irlanda publicó que las consecuencias del silencio de los empleados pueden ser perjudiciales para los procesos de toma de decisiones y de cambio, y puede dar lugar a tres resultados destructivos en la empresa:    

  • Los empleados no se sienten valorados.  
  • Los empleados perciben una falta de control.
  • Los empleados muestran falta de alineación.

Y menciona cinco ideas extraídas de la obra de Elizabeth Morrison para aumentar la motivación de los empleados compartir sus opiniones:

  • Crear un clima de voz en grupo.
  • Generar confianza y seguridad.
  • Fomentar la identificación con el grupo.
  • Generar un clima de trabajo que valore la comunicación honesta.
  • Fomentar una correcta retroalimentación.

saberdequehablan6

En el mismo sentido Forbes publicó una artículo titulado “Cuatro maneras de evitar que el silencio de los empleados mate lentamente tus negocios”, donde menciona que el silencio puede ser abordado de cuatro formas para facilitar una mejor comunicación bidireccional y el libre flujo de las ideas:

  1. Comunicación descendente.
  2. Diversidad real.
  3. Objetivos alineados.
  4. Grupos de mejora.

saberdequehablan7

Un estudio hecho en Estados Unidos reveló que los trabajadores podrían invertir
entre 1.5 y 3.2 horas en chismes durante su jornada laboral.

Con ello, la productividad se puede reducir hasta en un 75%.

Resulta evidente que el rumor y el silencio de los empleados ha empezado a ser un tema de creciente interés organizacional. A continuación sumamos otras fuentes de Colombia, Perú, España y EEUU que también abordan este tema. Al parecer no quedan países que no muestren preocupación por la comunicación informal negativa que pueden generar los integrantes de sus organizaciones.

mapa1

saberdequehablan14

Los resultados de estos y otros estudios de similar tendencia negativa nos llevan a reflexionar sobre la importancia de escuchar lo que no dicen los trabajadores, es decir, lo que no expresan en consultas oficiales o lo que, sencillamente, callan. Los Comunicadores Internos debemos capacitarnos para escuchar rumores y decodificar silencios, para así incorporar estos mensajes en las estrategias integradas de comunicación.

Por Maricel Gómez Córdoba
RedINSIDE@Comunicacion1A.com

RedINSIDE 15-2 – Notas en este Número

Esta entrada fue publicada en RedINSIDE 15-2. Guarda el enlace permanente.